Artistas

EL NIÑO VÉLEZ EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO

Escrito por José Ramón Zapata el .

Niño de Vélez. Nombre artístico de José Beltrán Ortega. Vélez-Málaga (Málaga), 1906-1975. Cantaor. Su trayectoria artística transcurrió desde muy joven en los espectáculos flamencos teatrales, alternando con Manuel Vallejo, El Gloria, Niño de Cabra, etc. Entres sus actuaciones mas destacadas, cabe reseñar las efectuadas en 1929, en el teatro La Latina de Madrid, con el espectáculo, “Málaga tiene la fama”, y las que realizó en el también madrileño Teatro Pavón, el mismo año; al siguiente actuó en el Teatro Madrid; y terminada la guerra civil, reapareció en el Teatro Cervantes de Málaga; alternando con el Sevillano; en Madrid volvió a cantar, en 1944, en el Teatro Fuencarral. Durante largos años residió en Cornellá (Cataluña), regresando a suciedad natal en 1971. Creó una malagueña personal, cuya letra comienza así: <<Caleta y el limonar / viva Málaga que tiene…>>. En 1971, la Peña Flamenca de Vélez-Málaga le ofreció un homenaje, con la intervención oratoria de destacados aficionados y flamencólogos malagueños y los guitarristas Manuel Cano y Carlos Ramos. En el I Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, obtuvo un tercer premio por malagueñas, verdiales, rondeñas y fandangos de Lucena. (Diccionario Ilustrado Enciclopédico del Flamenco)

José Luque Navaja, en su libro “Málaga en el cante”, dice de él: “El cante del Niño de Vélez tiene esencia purísima de Vélez-Málaga. Es bello, muy inspirado y muy malagueño. Nos referimos a la malagueña que él popularizó con la letra:

Caleta y el limonar.
Viva Málaga que tiene
Caleta y el limonar,
su parque lleno de flores
a la orilla del mar,
donde nacen los amores.

Se ha dicho de ella que tiene giros de Chacón junto a otros de Juan Breva. Esto, que es verdad, no puede restarle mérito alguno, porque: si nos recuerda a Juan Breva no es de él la culpa sino de Vélez, la tierra de ambos, que les enseñó lo mismo; y en cuanto al parecido con Chacón, no es tal: más bien nos recuerda las fuentes de las que éste bebió. No hay qué desdeñar influencias siempre que sean puras y que la capacidad creadora del artista las una insuflándoles nueva alma. Eso es crear y eso es lo que ha hecho pepe Beltrán.